Opinionsyareah's Blog

Posts Tagged ‘batalla

Cartel de la película Stalingrado, de Joseph Vilsmaier

Hay obras que, a pesar de sus méritos fílmicos o narrativos, pasan sin pena ni gloria y reducen su ámbito de acción a unos incondicionales que, con cucharas de plata, paladean el néctar del buen cine.

Stalingrado rememora la más cruel batalla de la Segunda Guerra Mundial (y de todas las guerras). Unos breves títulos de crédito nos ponen en situación, proporcionando breves datos sobre la acción. Pasamos a la verdadera acción: Los hombres en combate. Stalingrado es una película coral sobre personajes anónimos abocados al sin-sentido de la guerra. Simplemente, están allí por ser alemanes. Alejados de otras cintas con marcados contenidos políticos, la acción se Stalingrado se ceba en la humanidad de las trincheras y los sinsabores de unos personajes muertos ya antes de comenzar el filme.

Recuerda un personaje su último regreso a casa:

-Todos me eran extraños, cuando estaba con ellos sólo pensaba una cosa: Regresar al frente. Éste es mi hogar.

Vencer o morir, como reza el conocido lema. Tras una primera ofensiva, el batallón queda mermado, los rusos ya habían vencido, ahora sólo quedaba hacer la “guerra de guerrillas”. A los soldados alemanes sólo les resta buscar una esperanza y evitar morir de frío. Los coros se elevan por encima de los disparos, ciegos, ecos de la batalla. El soldado apura el cigarrillo, el teniente comparte el último cigarro con la tropa.

Stalingrado, dirigida por el alemán Joseph Vilsmaier, continúa el viejo proyecto que quiso llevar a la pantalla Sergio Leone (que murió sin poder realizarla). Alejado de toda tendencia política, es una película valiente sobre el verdadero valor de la guerra. Tenemos pocos o ningún dato de la batalla (gracias a Dios todos olvidamos los libros de texto). Es el gran acierto del filme, que jamás se pierde en explicaciones tácticas. No tenemos datos del avance ruso (apenas unos datos sobre las maniobras y la misión suicida del pelotón), pero sentimos en nuestras carnes al compañero muerto. Hay que levantarse, mañana espera otra batalla.

El animal sale de su madriguera, allí está bien alimentado, tiene vino añejo y presas candentes. Es la imagen del que no tiene enemigo, salvo los elementos, aliados del ruso, en su espíritu indomable. La nieve se derrite, algunos han comprendido.

La cinta roza la candidez despiadada en sus interpretaciones. Sin concesiones, como la potencial cinta de Sergio Leone. Muy en la línea de otro ilustre (Kubrick), la película está perfectamente apoyada por una banda sonora que nos recuerda a Albinoni en los ritmos leves, un violín en medio del estruendo, dicotomía y paradoja. Brutal y sincera, Stalingrado no es una película de guerra como una película que narra la historia de unos personajes en la guerra. El guión logra a la perfección sus pretensiones, sin caer en el sentimentalismo que sí se deja ver en otros apartados.

Desde la colina, un disparo silva. Los muertos se miran, esperando la liberación.

Martín Cid

Martín Cid

http://www.martincid.com

 

Advertisements

Copyright

To copy or to publish these texts, you need to ask for permission: yareahmagazine @ gmail.com

RSS Yareah magazine

  • An error has occurred; the feed is probably down. Try again later.